Poesía en la experiencia de Peuma Hue

por Peuma Hue

Compartimos con ustedes una hermosa reseña de nuestros huéspedes, ¡muchísimas gracias por estas maravillosas palabras!

Visitamos Peuma Hue por primera vez en Enero de 2017 y nuevamente hace una semana en 2018. Ambas visitas fueron al final de aventuras agotadoras a través de la Patagonia y la Antártida. Queríamos relajarnos antes de nuestro largo viaje a casa. Lo hicimos.

Encontramos que esta Estancia es acogedora, cómoda, encantadora y hogareña – hay una energía maravillosa en el aire de la montaña y en nuestros anfitriones… Hicimos kayak en el prístino lago cristalino, cabalgamos a lomos de hermosos caballos, nos remojamos en la tina de aguas calientes, jugamos con los perros y gatos y caballos que viven libres en la propiedad, comimos comidas deliciosas. Luego de que leas el poema que mi media naranja escribió para mí, entenderás por qué quería volver. Y no, nunca antes ha escrito algo como esto para mí. Ambos encontramos algo muy mágico en este lugar. Lo inspiró a él a escribir poesía, y a mí a querer regresar.

My Patagonia Girl

Soaring on a condors wing
I circle you, my Patagonia
Like the warm morning sunlight
You wrap me in your warmth

Riding on the breath of fallen sailors
I steal a kiss but am greeted by a gale
And get a taste of your briny shores

With each rise of your breast
Waves wash over me
Deep fjords left unexplored
Until a later time

I cross the steepe to try and understand you
To know your expanses
Is to know true love

The amber grass, like your golden hair waivers in the breeze
And constant as your winds
I seek your touch

With the onslaught of day
The blue aura of your crown begins to fade
The sun pours through your valleys like a river
Cascading down your peaks
Revealing the secrets of your depth

Glacier lakes, your eyes melt my heart
For eons of time
Ice and rock tell their stories
Shared stories in the hills and valleys that surround me

As I enter your forest
We intertwine like the branches
And communicate
Like then Morse code etched on bark of the lenga tree

I have followed you to the end of the world
Just to find our new beginning
Oh, my Patagonia girl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *