Qué pasaría si…

Por Eve Hoter, 27 de agosto de 2021

Hoy miraba a mis perros y otra vez fui testigo de lo que pasa casi todos los días. Ellos dormían sobre mi sofá, relajados y tranquilos. De repente se levantaron de un salto, salieron corriendo por su puerta de perros y empezaron a ladrar, mirando hacia el lago. Yo sabía que eso significaba que, en algún momento, a 150 metros de distancia, aparecerían por el lago las cabalgatas de mi vecino. Y así fue… 5 minutos más tarde o más. Tantas veces me cuestioné. ¿Cómo lo hacen? Yo vivo en el campo. No hay calles, nada más que naturaleza alrededor. Los caballos están completamente fuera de la vista con un denso bosque en el medio. No se escuchan de tan lejos (y esto ha sucedido incluso con música u otros ruidos dentro de la casa). Los perros tienen un olfato increíble… ¿pero a más de un kilómetro de distancia, dentro de la casa mientras duermen? ¿Vibración del suelo? De nuevo, ¿desde tan lejos? No están galopando, simplemente caminando por el lago. ¿Cómo lo saben con tanta antelación? Tantos relatos de perros que encontraron el camino a casa con su familia a kilómetros y kilómetros de distancia. ¿Qué es? ¿Tienen algún sentido que no conocemos? Las aves siguen campos magnéticos para orientarse. ¿Qué otros sentidos podríamos tener, ocultos o perdidos, que otras especies tienen más desarrollados?

Comencé a pensar en los hallazgos en física cuántica, entrelazamiento cuántico, campo cuántico unificado, la evolución, cambio climático, todas mis experiencias compartidas de conexión en el bosque, la forma en que los árboles se comunican entre sí bajo tierra y a través del aire, en la propiedades curativas de un paseo por el bosque, música o medicina energética, en la intuición, en cómo aparecen diferentes descubrimientos en diferentes áreas del mundo cuando es el momento adecuado, la telepatía, la epigenética, las capacidades ocultas de nuestro cuerpo, nuestro sistema neuro-endocrino-inmunológico, en nuestra interconexión cerebro-corazón-intestino que estamos empezando a descubrir … y mucho más. Descubrimientos asombrosos que me vuelan la cabeza, abren mi corazón y entusiasman mi alma. Todos apuntan a cómo estamos profundamente interconectados y entretejidos en este planeta y en el cosmos. Cómo tenemos apenas un esbozo de conocimiento parcial sobre algunas cosas y casi ninguna idea sobre el profundo misterio de la realidad y su interdependencia.

Y me aparecen algunas preguntas:

¿Qué pasaría si tuviéramos muchas más formas no desarrolladas de percibir la realidad? ¿Qué pasaría si tuviéramos habilidades ocultas en nuestra y otras especies para conectarnos con el Todo?

¿Qué pasaría si nuestra capacidad de planificar y pensar es solo una pequeña parte de una comprensión mucho más amplia y una forma de ser en el Todo que no hemos desarrollado como especie?

¿Qué pasaría si pudiéramos desarrollarlos y fluir en ese espacio del ahora tal como nadamos en un río que fluye, co-creando la realidad mientras nos movemos en ese espacio de elección individual en máxima conexión?

¿No nos muestran en la cara, el cambio climático, Covid y la pandemia, que todos estamos entrelazados y que necesitamos tomar decisiones colaborativas en vista del mayor bien del Todo?

¿Y si aprendiéramos? ¿Prevalecería el Amor en la Tierra más allá de nuestras mezquinas elecciones individuales?

¿Qué pasaría si pudiéramos co-crear una nueva forma de inter-ser (como diría Thich Nhat Hanh) en nuestro hermoso planeta?

One Comment

  1. Alfonso

    Hermoso relato, ejemplo el jabalí puede olfatear hasta 15 kms, según el viento puede ser más, los perros olfatean según la raza, pero a kmsas el o lo ir a caballos, que es muy fuerte, y el ladrido es simbolo de bienvenida si es que ya los conoce…
    Gracias por el hermoso relato…
    Fuerza natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *